Las estadísticas mataron al blogger

Antes de que Analytics y otros sistemas de estadísticas se vuelvan masivos, las personas que escribían en un blog lo hacían con el afán de querer contar cosas.

Pero con el tiempo, el SEO, la monetización y la competencia hicieron que cualquier post de opinión o que hable sobre un tema sin ser objetivo ni preciso se vuelva un sinsentido de cara a una Internet en donde cada artículo costaba dinero.

Y los blogs se volvieron un réfrito de artículos enfocados a temas que la gente buscaba. Los analistas se fijaban en trends y todos terminaron hablando de leaks del próximo iPhone.

Se perdió la frescura y el amateurismo. El escribir por escribir.

Y al hablar de lo mismo, el tráfico y la plata se fue para los sitios mejor rankeados.

Y lentamente , los sitios mejor rankeados fueron cada vez menos.

Internet, hoy, es un oligopolio de sitios.

La gran mayoría de los weblogs murieron y los que siguen con vida lo hacen porque un par de loquitos que aman lo que hacen, como yo, lo convirtieron en un hobby.

La publicidad hoy está en las redes sociales, influencers y YouTube.

Los blogs han muerto, y gran parte de la culpa la tienen las estadísticas.

O al menos así, lo veo yo.

🤔

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *